lunes, 30 de junio de 2014

Reseña: Un amigo así, de Martín Casariego

Título: Un amigo así
Autor: Martín Casariego
Editorial: Planeta
Nº Páginas: 224
Precio: 18,50 €
ISBN: 
9788408112266

José y Lucas son dos amigos que llevan casi tres décadas escalando las montañas de medio mundo. Aunque su amistad parece inmune a todo, uno de ellos sabe que una fina grieta lleva años resquebrajándola. En una épica ascensión al Mont Blanc en la que el frío, la nieve, el viento y la naturaleza en su estado puro llevarán a los dos protagonistas al límite, descubrirán que siempre hay secretos inconfesables y deberán enfrentarse a sus fantasmas y miedos, pasados y futuros. Martín Casariego ha escrito una maravillosa novela que se lee con el corazón en un puño.

Sobre el autor:


Escritor, guionista y periodista español. Ha trabajado para medios tan importantes como El País, El Mundo o ABC.

Como guionista ha participado en guiones tan famosos como Amo tu cama rica o Tú que harías por amor.

En su faceta de novelista ha ganado premios como el Tigre Juan, el Anaya de literatura infantil o el Ciudad de Logroño. En el año 1997 fue el ganador del XXIX Premio Ateneo de Sevilla por su novela La hija del coronel.

Actualmente es profesor de Escritura de Guiones en la escuela literaria Hotel Kafka.

Argumento:

José y Lucas comparten su pasión por el alpinismo, además de una amistad de más de veinticinco años. La montaña propició su amistad, cuando eran jóvenes sin obligaciones. Con el paso del tiempo José se casó y tuvo un hijo, Lucas comenzó a dar clases en el extranjero, y aunque dejaron de verse con tanta frecuencia, siguieron compartiendo ascensiones de manera esporádica, como excusa para seguir manteniendo su amistad.

Ahora los dos han decidido intentar escalar el Mont Blanc. Será un reencuentro, en cierta manera una celebración, pero también será la última escalada que compartan. Porque el narrador de la historia, que explica esa última aventura de José y Lucas, nos avisa ya en las primeras páginas de que José no sobrevivirá a ese intento de coronar la cima alpina.

Montañeros en el Mont Blanc.
Este narrador, del que no conocemos su identidad hasta llegar al final de la historia, explica esas últimas horas que comparten José y Lucas, pero a la vez nos lleva a un viaje por esas décadas de amistad, a las vicisitudes que vivieron y que reforzaron su amistad. El elemento más llamativo de la narración es, paradójicamente, que el narrador no estuvo allí, no compartió con los dos amigos aquella ascensión. Tampoco ha recogido ningún testimonio, ni ha hablado con Lucas, sobreviviente de aquella aciaga aventura. Entonces, ¿cómo puede dar detalle de anécdotas, conversaciones, detalles precisos de lo que ocurrió durante aquellos dos días? Pues a base de suposiciones, de deducciones, de conclusiones basadas en elementos del pasado. El narrador, más que explicarnos la realidad, la teje, la compone a base de retazos que conoce, intuye o simplemente imagina. Así nos llega la historia de Lucas y José, no como fue, sino como el narrador cree que fue, o como querría que hubiera sido. En un ejercicio similar al que realiza un biógrafo, rellena los huecos, los vacíos en la historia, y lo hace creando lo que cree más probable que hubiera pasado.

Matterhorn (Monte Cervino).
De manera paralela a las vicisitudes de los dos amigos, el narrador explica también la historia del alpinismo. La voluntad de Casariego de homenajear esta disciplina queda evidenciada en la manera en que incorpora a la novela una prolija y abundante información sobre los pioneros del alpinismo, sobre sus vidas tanto en el aspecto aventurero y deportivo como en el ámbito privado. Lo que hace que esta parte dedicada a la realidad del alpinismo case tan bien con la trama de ficción es que se cuestiona hasta dónde son verdad los datos que conocemos. ¿Fueron fieles a la realidad los periodistas que hablaron en sus crónicas sobre los fundadores del alpinismo? ¿Respetaron la verdad sus biógrafos? Tal vez deformaron la realidad, tal vez mintieron, o tal vez simplemente completaron los huecos, las lagunas en la historia con suposiciones, con aquello que tenía más probabilidades de coincidir con la verdad. Como hace el narrador cuando nos cuenta las últimas horas que José y Lucas pasaron juntos.

Impresiones:

En esta historia, donde se cuestiona la verdad en la letra impresa, y especialmente en el periodismo, se cuestiona también la sinceridad en las relaciones, en el amor y en la amistad. Porque hasta los mejores amigos, como José y Lucas, guardan a veces secretos, cuentan mentiras de la misma manera en que lo hacen los libros y los periódicos. Aunque seguramente lo hagan con fines distintos. 

Estatua de bronce dedicada a Michel Paccard y
Jacques Balmat en Chamonix (Francia).
La novela es un relato contemporáneo, reflexivo, lleno de cultura. Tiene un estilo de narrar “flashback” como si fuera una muñeca rusa, recuerdos dentro de recuerdos para explicarnos el pasado de los dos protagonistas, casi los únicos en la novela. Me pareció una idea original de contar en una historia que, en el fondo, cuenta la sencillez de las vidas cotidianas. De fácil lectura, quiere poner énfasis en sentimientos como la amistad y la lealtad. 

Martín Casariego tiene una pluma muy bonita y sentida, de esas que se leen paladeando y no con una falsa premisa de acción. Es un relato lento que invita a la reflexión, un relato sobre personas, no un relato trepidante. Hay que mencionar también que, aunque está muy bien documentada, no hace de la escalada algo tedioso y técnico, solo es el marco de circunstancias. Es de agradecer.

Mi única pega es que este estilo de narración "flashback" hace que la trama esté estructurada en constantes saltos temporales que impiden seguir la narración adecuadamente.
En cualquier caso, el deseo de conocer esa mentira, ese secreto que se mantuvo oculto durante años de amistad, será lo que obligará al lector a permanecer pegado a esta novela. Por el camino disfrutará de una historia narrada con un ritmo similar al del montañero en una ascensión, en el que cada diálogo, cada capítulo, es un paso firme, a un ritmo que prioriza la seguridad, la firmeza de la narración antes que su rapidez.


NOTA: 3,5 / 5