lunes, 7 de abril de 2014

Reseña: El resplandor, de Stephen King

Título: El resplandor
Autor: Stephen King
Editorial: Debolsillo
Nº Páginas: 656
Precio: 9,95 €
ISBN:
9788497593809

REDRUM. Esa es la palabra que Danny había visto en el espejo. Y aunque no sabía leer, entendió que era un mensaje de horror. Danny tenía cinco años. Y a esa edad pocos niños saben que los espejos invierten las imágenes y menos aún saben diferenciar entre realidad y fantasía. Pero Danny tenía pruebas de que sus fantasías relacionadas con el resplandor del espejo acabarían cumpliéndose: REDRUM… MURDER, asesinato. Pero su padre necesitaba aquel trabajo en el hotel. Danny sabía que su madre pensaba en el divorcio y que su padre se obsesionaba con algo muy malo, tan malo como la muerte y el suicidio. Sí, su padre necesitaba aceptar la propuesta de cuidar de aquel hotel de lujo de más de cien habitaciones, aislado por la nieve durante seis meses. Hasta el deshielo iban a estar solos. 

Argumento e impresiones: 

De pequeño solía leer mucho novelas juveniles de terror. Era un género que me encantaba, pero según fui creciendo, lo dejé a un lado en favor de otros como la fantasía o la histórica. Llevaba tiempo queriendo leer de nuevo algo de terror, y que mejor elección que hacerlo con una de las obras más famosas (y posiblemente la mejor) del rey del terror, Stephen King, que dicho sea de paso y, por increíble que parezca, no había leído nada de él hasta ahora.

La historia se centra en una familia, formada por Jack Torrance, su esposa Wendy, y su hijo Danny, de cinco años. Jack acaba de ser contratado como guardia de seguridad del lujoso hotel Overlook  durante todos los meses de invierno, en los que el hotel permanecerá cerrado y Jack tendrá que encargarse de mantenerlo a punto para cuando de nuevo abra sus puertas.

La familia Torrance al completo se mudará al Overlook justo el último día de temporada, cuando los últimos clientes abandonan el hotel al finalizar sus vacaciones, ya que una vez que empiece a nevar, el Overlook se verá totalmente aislado del mundo exterior al quedar todos los accesos cortados. Pero para los Torrance supone una gran oportunidad de mejorar sus vidas, ya que Jack fue despedido de su anterior trabajo debido a que sufrió un ataque de mal genio. Además, esa situación puede ser beneficiosa para ellos, tras pasar su matrimonio en los últimos tiempos por momentos muy difíciles debido a los problemas con el alcohol de Jack, quien espera encontrar en la paz del Overlook la inspiración necesaria para acabar su última obra de teatro y, de paso, todos sus problemas.

Danny es un niño muy inteligente a pesar de su corta edad, y por suerte o por desgracia, posee el don de tener un sexto sentido, el cual le hace leer pensamientos o ver premoniciones.

El argumento en sí, en un principio, parece no ser extremadamente llamativo e interesante, pero King le saca un gran partido, poniéndonos los pelos de punta, describiéndonos de forma magistral los miedos y temores de los pocos protagonistas que encontramos en la novela. Porque si algo me ha dejado claro en esta primera incursión, es que King sabe transmitir el terror real y cotidiano de manera maravillosa, ya que aunque el hotel Overlook se nos presente como un lugar cuanto menos extraño y perturbador, todo está mucho más acentuado debido a la claustrofobia y el alcoholismo, enfermedades que agravan los problemas de millones de personas.

Los exteriores de la película de Kubrick fueron rodados en el Hotel Timberline, en Oregón.

Los personajes están muy bien descritos y son creíbles, exceptuando, en ciertas ocasiones, la madurez que Danny transmite para un niño de su edad, aunque ya se nos presenta como un niño muy listo y bastante especial, lo que, si a ello le sumamos su don para percibir ciertas situaciones y escuchar los pensamientos de los que le rodean, podamos entender que su comportamiento y pensamientos sean más maduros que los de cualquier niño de cinco años. Aunque encontramos pocos personajes a lo largo de la novela, son más que suficientes para la historia y tenernos enganchados en todo momento. A lo largo de la lectura veremos la evolución que sufre cada uno y sus distintas reacciones ante situaciones inesperadas y terroríficas. El hotel Overlook, como un personaje más, nos dará grandes situaciones y podremos ver igualmente su transformación junto a la familia Torrance, desde la calma y algunos pequeños ruidos, hasta los grandes fenómenos paranormales y espíritus que siguen deambulando por sus estancias.

La narración de King es sublime, describiendo con profundidad y buen ritmo la tensión que poco a poco va invadiendo a la familia Torrance, de manera adictiva y con un lenguaje no demasiado simple que hará que no queramos abandonar la lectura. Esto no es fácil, más cuando los pensamientos y situaciones vividas por los personajes las vamos a ver de manera alterna como, por ejemplo, cuando Danny mezcla sus pensamientos seguidamente con los percibidos de otros gracias a su don o "esplendor", entendiéndolo perfectamente y sin crear ninguna confusión al lector. 

Como casi todo el mundo sabe, esta novela fue llevada a la gran pantalla en 1980, dirigida por Stanley Kubrick e interpretada magistralmente por un joven Jack Nicholson. Se trata de una muy buena adaptación, aunque se centra más en la locura de Jack que en la sensibilidad de Danny. Además, aunque en general es bastante fiel, incluye escenas que no aparecen en el libro, y el final es también diferente.

Escena más famosa de la película, protagonizada por Jack Nicholson y Shelley Duvall.

Por último, me gustaría comentar la portada. El niño en primer plano recrea perfectamente la tristeza y preocupación de Danny, con el hotel al fondo como un gran protagonista de la historia, todo enfatizado en blanco y negro. Me parece muy adecuada.

Con total seguridad seguiré leyendo más obras de Stephen King, y esta novela se la recomendaría a todo el mundo, porque el terror no tiene por qué ser gore y sangriento, y un simple crujido en el suelo en un ambiente adecuado puede ponernos la piel de gallina.


Nota: 5 / 5

2 comentarios:

Francisco Javier Martín dijo...

Buen libro y mejor reseña. Aunque el género de terror no es uno de mis preferidos, creo que has elegido a uno de los grandes magos del suspense, por lo que lo guardo en la cartera de futuras lecturas.

Me gustaría, por un lado, que sin llegar a destripar el libro o hacer spoiler, contases qué relación tiene el título con la obra. Por otra parte, he leído por ahí que es se trata de una novela innecesariamente larga, es decir, que se podría haber hecho en muchas menos páginas logrando así mantener el ritmo y la emoción. Me gustaría conocer tu opinión al respecto.

Damek dijo...

Bueno Javi, la relación del título con la obra tiene y no tiene relación. Me explico. En la obra, al don de las premoniciones de Danny se le nombra en varias ocasiones como "el esplendor", y se hace referencia a que la gente que tiene este mismo don "esplende". Por ello, en países latinoamericanos se ha traducido el título de la obra como "el esplendor" en lugar de el resplandor. Me parece una manera muy adecuada de llamarlo por la similitud del don con "ser o estar iluminados".

En cuanto a la excesiva duración de la novela, yo no lo he sentido así. King nos narra detenidamente la evolución de la locura que sufre Jack aludiendo a su pasado y a sus orígenes, contándonos sus problemas y los recuerdos que lo atormentan. Esto mismo hace con los demás, de manera que comprendamos mejor sus caracteres y nos sean más creíbles y reales, sin que esto me haya supuesto una pérdida de ritmo o interés en la historia. Al contrario, se agradece que el ritmo vaya en todo momento de menos a más y sin que sintiera en ningún momento que ciertos pasajes fueran innecesarios.

Te recomiendo su lectura sin duda, no te dejará indiferente.