lunes, 10 de marzo de 2014

Reseña: Battle Royale, de Koushun Takami

Título: Battle Royale
Autor: Koushun Takami
Editorial: Planeta
Nº Páginas: 688
Precio: 12,95 €
ISBN: 9788408113119


En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE.

Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior, y solo puede quedar uno.

Todo está permitido para sobrevivir. Empieza el juego. Empieza BATTLE ROYALE.
 



Argumento e impresiones:

Considerada una obra de culto en Japón, Battle Royale fue escrita en 1999, y rápidamente se convirtió en un best seller debido a la polémica que generó. Sin embargo, no fue traducida al inglés hasta 2007, y al castellano hasta 2013, por lo que la espera ha sido muy larga hasta poder verla en nuestras librerías. Debido a esto, su popularidad no es quizá tan grande como puede serlo la saga de Los Juegos del Hambre, a los que a muchos les habrá recordado la sinopsis, a pesar de que ésta última está inspirada en la obra de Koushun Takami.


Debido a su éxito, fue adaptada primero a la gran pantalla, y después al formato manga, los cuales cruzaron nuestras fronteras años antes de que lo hiciera la novela.

De este modo tuve conocimiento de ella, ya que hace aproximadamente cinco años vi la película y me gustó, ya que el argumento me pareció sumamente original, por lo que este año, a los pocos meses de ser publicada (por fin) en castellano, tuve la necesidad de leerla.

Takami nos presenta una distopía en la que Japón, ahora conocida como La Gran República del Asia Oriental, se ha convertido en un estado totalitario donde el Gobierno ejerce un grandísimo control sobre todos los ciudadanos, castigando o eliminando a todo aquél que pueda considerarse un peligro para la nación, especialmente a los adolescentes que, para sublevarse contra el estilo de trabajo oriental, adoptan posiciones más liberales y occidentales. Para repelerlo, la medida que se toma es crear la ley llamada Battle Royale, la cuál obliga a que todos los años, se elijan 50 clases al azar para que los alumnos luchen a muerte entre ellos en un lugar aislado hasta que quede un único superviviente, con el objetivo de demostrar así la superioridad adulta e inculcar el miedo entre los más jóvenes, haciéndolos así más "controlables". El ganador de dicho Programa, recibirá una pensión vitalicia y una foto del líder del país autografiada.

Los alumnos de la clase de tercero B del instituto de Shiroiwa, con el motivo de hacer una excursión, son engañados para ser secuestrados y acabar así en una isla donde se desarrollará una batalla multitudinaria. 

A cada alumno, una vez explicada su situación y siendo conscientes de que a todos les han colocado un extraño collar que puede ser detonado por control remoto en caso de intento de huida, le es entregada una mochila con un kit de supervivencia, que contendrá un mapa de la isla, un reloj, una brújula, un poco de comida y agua, y un arma al azar, pudiendo ser ésta de muy diverso estilo y utilidad, encontrándose desde armas de fuego y cuchillos a tenedores, dardos o boomerangs.


La historia es narrada en tercera persona, y la lectura se hace muy ágil y amena gracias al sencillo lenguaje utilizado y a que la novela se divide en diversos capítulos cortos, los cuáles van saltando siempre de un estudiante a otro para que podamos tener una perspectiva de las acciones que llevan a cabo cada uno de los participantes en tiempo real, transmitiéndonos la sensación de que todo transcurre en muy breve espacio de tiempo.



Los personajes están definidos de manera muy clara, encontrando entre este gran número de adolescentes a los clásicos estereotipos como puedan ser los deportistas, el chico otaku, los gordos que sufren acoso por parte de sus compañeros, los "matones", los delegados, los empollones, los más guapos y ligones, alguna pareja de novios, animadoras, los tímidos, etcétera, muchas veces reforzado este carácter al ir avanzando en la lectura y conocer detalles sobre sus pasados. Esto hace que, a pesar de tener 42 estudiantes con nombres japoneses y que el punto de la acción pase de uno a otro, no nos perdamos en la lectura en ningún momento y siempre sepamos a quién se refiere.

El ritmo es muy fluido y trepidante, cargado en todo momento de acción y violencia, sin un ápice de descanso. A lo largo de la lectura, sentiremos valores tales como el miedo, amistad, ira, supervivencia, traición, valor, amor, maldad, violencia y un largo etcétera.
 
Se trata de un libro muy bueno que sin duda recomendaría a todo el mundo, sobre todo a los amantes de las tan de moda ahora distopías.


Nota: 4,5 / 5
 

2 comentarios:

Francisco Javier Martín dijo...

Buena reseña, Damek. Supongo que ha de tratarse de un libro de los llamados adictivos, puesto que el argumento así me lo presupone. No sé si habrás leído Los Juegos del Hambre (yo aún no lo he hecho), por lo que no sé si podrías compararnos ambas novelas. En cualquier caso, ¿piensas que Battle Royale está dirigida a todos los públicos o más bien cuenta con pasajes que presentan escenas de violencia explícita? Una última cuestión: ¿crees que el autor ha tratado con esta novela de crear un ensayo donde poner a prueba al ser humano en su comportamiento y toma de decisiones?

Damek dijo...

Pues sí Javi, realmente se trata de un libro bastante adictivo y ameno, a pesar de sus casi 700 páginas. No he leído aún Los Juegos del Hambre (aunque sí he visto la primera película), por lo que no puedo dar una opinión real acerca de ambas novelas. Aunque Los Juegos del Hambre están inspirados en Battle Royale, hay que recordar que al tratarse de una trilogía probablemente se le haya podido sacar más jugo al argumento y ampliar el trasfono de manera considerable, aunque quizá Battle Royale sea una novela menos juvenil que la obra de Suzanne Collins, ya que en efecto encontramos en ella muertes mucho más numerosas y violentas, describiéndose algunas escenas de bastante violencia, lo que, a la vez que hace más real la historia que nos presenta, sea apta para un público tanto juvenil como adulto. En Battle Royale también encontramos una historia de amor, como una de amistad o una de traición, ya que, como digo, representa muy bien un escenario y un trasfondo que podría darse perfectamente en esas circunstancias.

Perfectamente podría ser una teoría muy válida la que mencionas acerca de la intención del autor con esta obra, demostrándonos que el ser humano, bajo amenaza y cuando la supervivencia es lo más importante de todo, somos totalmente impredecibles y muy peligrosos, mostrándonos la exacerbación del individualismo a través de la competitividad y la presión social existente en Japón.