lunes, 24 de febrero de 2014

Reseña: El Enigma de la Catedral, de José Pedro Gil Román

Título: El Enigma de la Catedral
Autor: José Pedro Gil Román
Editorial: Jirones de Azul
Nº Páginas: 389
Precio: 20 €
ISBN: 9788496790520


Argumento e impresiones:

Transcurre el año 1458 y en Sevilla se colocan las últimas piedras que transforman la mezquita en catedral.

Al pie de la Torre del Oro, un grupo de soldados espera bajo una tempestad el desembarco de un objeto que transporta una barcaza, lo cargan a hombros y se dirigen a la catedral, donde va a ser depositada en una galería subterránea de la capilla de San Isidoro.


Arco del Postigo del Aceite,
uno de los lugares en los que
se desarrolla la novela.
En 1992, en plena Exposición Universal, la catedral no resiste más el paso del tiempo y un incidente está a punto de provocar un desastre. Los pilares del trascoro amenazan con venirse abajo y acabar derribando la más grande de las obras góticas de toda la cristiandad. Cuando un estudio de arquitectura liderado por Don Jaime del Pozo intenta la restauración, empiezan los problemas. Muertes en extrañas circunstancias y sobre todo un asesinato de un sacerdote que dará al traste con la labor recién comenzada.

Tampoco faltan el amor y el desamor en la novela. El arquitecto Jaime del Pozo no está precisamente pasando por los mejores momentos de su matrimonio con Laura, una joven historiadora treintañera que acaba de dejar su trabajo como guía de una famosa empresa turística sevillana, quedando económicamente a expensas de su marido. Por su parte, en las investigaciones que está llevando a cabo Jaime, acabará conociendo a la Doctora Isabel Moreno, una de las más prestigiosas historiadoras del arte de la ciudad, con la que vivirá algo más que una intensa relación de trabajo.


Obras en la Catedral de Sevilla
Una vez visto el argumento, quisiera comentar primeramente que el libro no ha cumplido con las expectativas que tenía depositadas al comenzar la lectura del mismo. Desconozco si la historia es la mayor obra de intriga y suspense de la Catedral de Sevilla, tal y como reza su sinopsis, puesto que no he leído otras. Estoy de acuerdo en que la historia es buena, pero se desinfla bastante al final. De hecho, creo que el autor se mete en demasiados "berenjenales fantásticos" a lo largo del argumento y luego tira por el camino más corto para solventar toda la trama.

Tengo que hacer bastante hincapié en la gran cantidad de faltas de ortografía que posee el libro lo que, por otro lado, es un grave error por parte de la editorial Jirones de Azul. Además, hay muchos fallos de comunicación entre los personajes a lo largo de la novela como, por ejemplo, el fuerte contraste existente en determinadas situaciones que ocurren sin estar presentes algunos personajes y la rapidez pasmosa con que se enteran luego y se lo cuentan a otros.

En definitiva, me hace gracia la conexión que ha buscado el autor para sacarse de la chistera una historia ficticia -más propia de la literatura fantástica- para enlazar con
 la situación que viven actualmente los pilares de la catedral, los cuales llevan años encerrados en cinchos de acero para reforzar el peso de las bóvedas. 

Por todo lo dicho anteriormente, "El Enigma de la Catedral" es, desde que comencé a reseñar en este blog, la novela que más me ha decepcionado por lo que, siendo generoso, le otorgo una calificación de 3 puntos.


Nota: 3 / 5